Creada en 1997 por Thierry Gillier, esta firma empezó a hacerse conocida entre los entendidos por su estilo informal y por vender elegantes prendas de cachemir a precios asequibles. El nombre se lo debe a un personaje creado por el filósofo francés Voltaire, llamado Zadig, que interpreta con maestría los vaivenes de la vida. En 2001, la Tunisien, ahora una mítica camiseta, se convirtió en un fenómeno de ventas y aumentó su popularidad. Tres años después, el negocio se amplió para ofrecer también productos al público masculino.

La sueca Cecilia Bönström, de 42 años, nunca imaginó que acabaría convirtiéndose en la directora creativa de la casa. Desde los 17 viajó por todo el mundo, y eso le permitió desarrollar sus propias ideas en cuanto a moda se refiere. Cuando conoció la firma, hace diez años, se ofreció como voluntaria para colaborar con ellos. Por aquel entonces la casa solo tenía algunas boutiques en París. En la actualidad, Zadig & Voltaire gestiona doscientas tiendas propias alrededor del mundo, diseña ropa femenina, masculina, infantil y hasta una línea de joyería.

Creada en 1997 por Thierry Gillier, esta firma empezó a hacerse conocida entre los entendidos por su estilo informal y por vender elegantes prendas de cachemir a precios asequibles. El nombre se lo debe a un personaje creado por el filósofo francés Voltaire, llamado Zadig, que interpreta con maestría los vaivenes de la vida. En 2001, la Tunisien, ahora una mítica camiseta, se convirtió en un fenómeno de ventas y aumentó su popularidad. Tres años después, el negocio se amplió para ofrecer también productos al público masculino.

La sueca Cecilia Bönström, de 42 años, nunca imaginó que acabaría convirtiéndose en la directora creativa de la casa. Desde los 17 viajó por todo el mundo, y eso le permitió desarrollar sus propias ideas en cuanto a moda se refiere. Cuando conoció la firma, hace diez años, se ofreció como voluntaria para colaborar con ellos. Por aquel entonces la casa solo tenía algunas boutiques en París. En la actualidad, Zadig & Voltaire gestiona doscientas tiendas propias alrededor del mundo, diseña ropa femenina, masculina, infantil y hasta una línea de joyería.