Iceberg debutó en el mercado en 1974, en los días en que la ropa deportiva comenzó a marcar la mayor mutación en los patrones modernos de vestimenta y, junto con los códigos de conducta. Por su parte, Iceberg puso en marcha una doble transformación: no simplemente ropa deportiva, sino ropa deportiva tejida.